lunes, 4 de enero de 2010


Los antioxidantes, elixir de juventud

Se define como antioxidante a aquella sustancia que presente a bajas concentraciones respecto a las de un sustrato oxidable (biomoléculas) retarda o previene su oxidación.

El antioxidante, al chocar con el radical libre cede un electrón, se oxida y se transforma en un radical libre débil no tóxico.

Nuestro organismo posee su propio ejército de antioxidantes. En las generaciones pasadas, estos sistemas de defensa eran suficientes.

Desafortunadamente, debido a las circunstancias de nuestro entorno, este ya no es el caso. Los sistemas de defensa de nuestro cuerpo necesitan aliados adicionales.

Los antioxidantes se encuentran de forma natural en el organismo (endógenos) y en ciertos alimentos (exógenos) pueden bloquear la acción oxidativa de los radicales libres y evitar que causen daños.

La mayoría de los antioxidantes provienen de los vegetales y de las frutas.

Esto crea una brecha en nuestra protección porque nuestras comidas habituales tienen bajos contenidos antioxidantes como resultado del agotamiento de minerales en nuestros suelos, de la cosecha de productos sin madurar, almacenamiento refrigerado. Por otra parte, las nuevas tendencias culinarias tipo “fast food”, comida preparada y procesada contribuyen adicionalmente a esta deficiencia antioxidante.
En siguientes post iré comentando aspectos importantes de cada uno de estos antioxidantes exogenos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...