domingo, 13 de diciembre de 2009


La Coenzima Q10, mucho más que un antioxidante

Aunque no es ni vitamina, ni mineral, ni aminoácido, se la ha descrito como una sustancia que posee las propiedades de una vitamina e incluso, algunos expertos en nutrición la denominan "la vitamina 10" ó la “molécula de la vida” ya que estimula el sistema inmune, mejora el funcionamiento coronario, aumenta la energía celular y normaliza las constantes sanguíneas, entre otros efectos beneficiosos.

Técnicamente es un potente antioxidante liposoluble conocido también como ubiquinona. Se la llama así porque es ubicua -existe en todos los seres vivos y en todas las células del cuerpo humano- y porque químicamente es una quinona, es decir, un miembro de este grupo específico de compuestos orgánicos cíclicos. Como la vitamina C, la CoQ10 es un compuesto vital para nuestra supervivencia. Es una coenzima que nuestro organismo produce en 21 pasos, y está en cada célula. Esto la diferencia de una vitamina, como por ejemplo la C, que no es producida por el cuerpo. Según algunos expertos, la razón del desconocimiento popular de esta sustancia, frente a la veneración que se le profesa a la vitamina C, es que no existe un Linus Pauling para la CoQ10.

La Q-10 es un antioxidante único en su género.
Y lo es porque consigue penetrar en las diminutas fábricas de energía de las células, las mitocondrias. Para producir energía eficazmente la mitocondria necesita la coenzima Q-10 ya que actúa como "chispa" que inicia y contribuye a hacer funcionar los mecanismos mitocondriales. Y si se rompe la cadena de la energía celular no habrá energía y, como consecuencia, tampoco habrá vida.

Se sabe que sin suficiente Q-10 las células reciben una alimentación energética deficiente lo cual daña la función de los órganos vitales, sobre todo del corazón ya que éste ha de disponer de la mayor cantidad posible de esta coenzima para generar la energía que consume el incesante bombeo de la sangre.
También se sabe que la coenzima Q-10 tiene una importancia fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro sistema de defensas. Así, cuando los niveles de esta coenzima están bajos el sistema inmune se debilita.
Es decir, que la competitividad del sistema inmune es directamente proporcional a la presencia de Q-10 en nuestro organismo.

Por un lado, como antioxidante que es, la Q-10 protege a las células contra los radicales libres. Por el otro, actúa como un agente inmunoestimulante que activa la función de los macrófagos. Esto quiere decir que la Q-10 estimula la efectividad del sistema inmune pero no porque genere la producción de un mayor número de células sino porque las dota de más energía.


La coenzima Q10, 12 beneficios
  1. Aumenta la energía y la tolerancia al ejercicio físico
  2. Mejora el aprovechamiento del oxígeno
  3. Incrementa la fuerza cardiaca
  4. Alivia la angina de pecho
  5. Protege contra los ataques cardiacos
  6. Ayuda a reducir el peso
  7. Previene y trata la enfermedad periodontal
  8. Baja la presión arterial alta
  9. Protege al organismo del envejecimiento prematuro
  10. Mantiene en niveles óptimos los niveles de glucosa en sangre
  11. Corrige el declive del sistema inmune relacionado con la edad
  12. Prolonga la vida: su acción desintoxicante parece ejercer una influencia importante sobre la longevidad y alivia la debilidad y el dolor musculares.

Ojo a las afirmaciones demasiado optimistas. ¿Evidencias cientificas?
Muchas veces, suele ocurrir que se magnifican ciertas "virtudes" de la Q10 basadas en rumorologia ó en escasa evidencia científica (Medlineplus)


Los suplementos de Q10


En los últimos años, la preparación y comercialización de suplementos dietéticos de CoQ10 ha comenzado a despegar. Además de Japón, que ha venido siendo el productor principal en el mundo, ahora se le ha sumado China.
Sin embargo, la forma física en que se suelen presentar los preparados de CoQ10 sólo permite al metabolismo absorber entre un 10 y un 15 por ciento de la vital coenzima. Por otra parte, el hecho de que la CoQ10 sea insoluble en agua, también restringe mucho las formas de presentación.


La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar.


Alimentos que contienen Coenzima Q

La CoQ10 se encuentra en el tejido del corazón de la caballa y el arenque frescos, en concentraciones de 105-148 μg/g. En el "tejido blanco y rojo" de la caballa fresca, las concentraciones de CoQ10 son de 67 y 15 μg/g, respectivamente.

En el tejido de arenque fresco se encuentra en una cantidad de 15-24 μg/g. Al freír los alimentos se reduce el contenido CoQ10 en un 14-32%

Entre los alimentos que contienen mayor cantidad de esta coenzima destacan:
  • Las vísceras animales, sobre todo, corazón, hígado y riñones.
  • Las sardinas
  • La caballa
  • El atún
  • El aceite de soja
  • Las hortalizas de la familia de las coles
  • Los cacahuetes
  • El marisco
  • Las espinacas

Referencias
• erman M, Erman A, Ben Gal T, et al. Coenzyme Q10 in patients with end-stage heart failure awaiting cardiac transplantation: a randomized, placebo-controlled study. Clin Cardiol 2004;27(5):295-299.
• Burke BE, Neuenschwander R, Olson RD. Randomized, double-blind, placebo-controlled trial of coenzyme Q10 in isolated systolic hypertension. South Med J 2001;94(11):1112-1117.

• Damian MS, Ellenberg D, Gildemeister R, et al. Coenzyme Q10 combined with mild hypothermia after cardiac arrest: a preliminary study. Circulation 2004 Nov 9;110(19):3011-6.

• Hershey AD, Powers SW, Vockell AL, et al. Coenzyme Q10 deficiency and response to supplementation in pediatric and adolescent migraine. Headache 2007 Jan;47(1):73-80.

• Hodgson JM, Watts GF, Playford DA, et al. Coenzyme Q(10) improves blood pressure and glycaemic control: a controlled trial in subjects with type 2 diabetes. Eur J Clin Nutr 2002;56(11):1137-1142.

• Khan M, Gross J, Haupt H, et al. A pilot clinical trial of the effects of coenzyme Q10 on chronic tinnitus aurium. Otolaryngol Head Neck Surg 2007 Jan;136(1):72-7.
• Langsjoen H, Langsjoen P, Langsjoen P, et al. Usefulness of coenzyme Q10 in clinical cardiology: a long-term study. Mol Aspects Med 1994;15 Suppl:s165-s175.
• Miyake Y, Shouzu A, Nishikawa M, et al. Effect of treatment with 3-hydroxy-3-methylglutaryl coenzyme A reductase inhibitors on serum coenzyme Q10 in diabetic patients. Arzneimittelforschung 1999;49(4):324-329.
• Morisco C, Trimarco B, Condorelli M. Effect of coenzyme Q10 therapy in patients with congestive heart failure: a long-term multicenter randomized study. Clin Investig 1993;71(8 Suppl):S134-S136.
• Reid MS, Casadonte P, Baker S, et al. A placebo-controlled screening trial of olanzapine, valproate, and coenzyme Q10/L-carnitine for the treatment of cocaine dependence. Addiction 2005 Mar;100 Suppl 1:43-57.

• Rosenfeldt FL, Haas SJ, Krum H, et al. Coenzyme Q10 in the treatment of hypertension: a meta-analysis of the clinical trials. J Hum Hypertens 2007 Apr;21(4):297-306.

• Sandor PS, Di Clemente L, Coppola G, et al. Efficacy of coenzyme Q10 in migraine prophylaxis: a randomized controlled trial. Neurology 2-22-2005;64(4):713-715.

• Shults CW, Oakes D, Kieburtz K, et al. Effects of coenzyme Q10 in early Parkinson disease: evidence of slowing of the functional decline. Arch Neurol 2002;59(10):1541-1550.
• Singh RB, Wander GS, Rastogi A, et al. Randomized, double-blind placebo-controlled trial of coenzyme Q10 in patients with acute myocardial infarction. Cardiovasc Drugs Ther 1998;12(4):347-353.

• The NINDS NET-PD Investigators. A randomized clinical trial of coenzyme Q10 and GPI-1485 in early Parkinson disease. Neurology 2007 Jan 2;68(1):20-8.

1 comentario:

Lina Nazareth Zambrano Roa dijo...

Me encanta tu blog! interesante toda una investigadora antiedadtu lo hasdicho enhorabuenanos conseguimos..bendiciones para ti

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...